Anatomía de la cannabis


Para tener claridad de la cannabis primero debemos conocer su anatomía


Es interesante saber cómo está constituida la planta del cannabis, más si eres de aquellas personas que cultivan su propio producto. Cabe señalar de que existen plantas macho (estaminadas) y hembras (pistiladas) o en ocasiones se pueden encontrar hermafroditas, es decir que poseen órganos sexuales masculinos y femeninos.

Esta último tipo de plantas se auto polinizan y producen flores con semillas, además de transferir el hermafroditismo en sus genes.

Cabe señalar que aunque existen muchas variedades de cannabis, pero todas poseen la misma anatomía: raíces, tallos, hojas y flores


Raíces

Las raíces se encuentran bajo el suelo; éstas pueden llegar a tener el mismo tamaño que la planta; a través de ellas absorben las aguas subterráneas, los nutrientes y se anclan al suelo. Cabe señalar que cuando se cultiva en macetas o recipientes similares, el sistema radicular es más pequeño aunque esto no impide que la planta pueda sobrevivir si tiene todo lo que necesita.


Las raíces son blancas y contienen pelos radiculares que son los encargados de la absorción del agua y nutrientes. Es importante, saber que cuando sus raíces son de color marrón es porque la planta no está sana y tiene algún problema.






Tallo

La función principal del tallo es transportar el agua y los nutrientes por la planta, además, contribuye a que esta se mantenga erecta y soporte el peso de las ramas y flores.

El tallo se compone de nudos y entrenudos. El nudo es la parte de donde salen las ramas y los entrenudos es la parte que comprende entre nudo y nudo, de donde sale otra rama. La longitud del tallo puede oscilar entre 0,2 y 6 metros aunque habitualmente no sobrepasa los 3 metros.

Para fomentar la solidez del tallo se puede poner un ventilador enfocando a las plantas para que ésta cree resistencia al viento y tenga un tallo más fuerte





Hojas

Las hojas del cannabis tienen una forma muy característica. Son imparipinnadas con los márgenes aserrados. Durante su crecimiento va aumentando el número de pinnas o foliolos llegando a un máximo de 13. Cuantos más foliolos tenga la hoja, más sana está la planta.

Las hojas cumplen funciones muy importantes en la planta ya que son las encargadas de realizar la fotosíntesis y de la transpiración, entre otras.


Las principales partes de las hojas son:

Haz: cara superior de la hoja, recibe la luz de forma directa y es de color verde intenso.

Envés: cara inferior de la hoja, contiene la mayoría de estomas y es de color verde claro.

Peciolo: es el rabillo que une la hoja con el tallo.

Estípula: apéndice foliáceo simétrico situado en los nudos, en la base del peciolo.

Folíolo o pinna: cada una de las partes separadas del limbo de la hoja. El cannabis tiene una hoja compuesta ya que posee varios foliolos y éstos son impares.

Sistema vascular: son los nervios de las hojas y se encargan de transportar los nutrientes por ella.







Flores

La parte que más interesa a todo cultivador son las flores. En el cannabis, los cogollos que se consumen son las flores de las plantas hembra.

La flor es el órgano reproductor de la planta, que se poliniza con el viento. La función principal de la flor es producir semillas para asegurar la reproducción de la especie.

Como ya se mencionó anteriormente en el cannabis, existen dos tipos de flores

Flores macho: son ramificadas y tienen estambres donde se encuentra el polen que sirve para fecundar las flores hembra.

Flores hembra: las flores hembra son pistiladas y tienen cálices donde se encuentran los ovarios y los estigmas


Las partes de las flores hembras son:

Cola: es el cogollo situado en el extremo de la planta y que también se conoce como ojo. En la parte superior de la planta se encuentra el cogollo apical.

Cáliz: suelen tener forma de lágrima y es dónde se encuentra el ovario. Tiene elevadas concentraciones de tricomas que contienen THC y otros cannabinoides.

Pistilo: son los pequeños pelitos que están situados en el cáliz. En un principio tienen color blanco y van adquiriendo un color rojo, naranja, amarillo o marrón conforme la planta va madurando.

Tricomas: son glándulas microscópicas encargadas de producir la resina de las flores. Se encuentran principalmente en la flor aunque también están presentes en menor medida en las hojas y en los tallos. En los tricomas se encuentran los cannabinoides y los terpenos.


Tryp_Logo_principal.png
  • Instagram
© Copyright  2021 Tryp México Technology & Software, S.A.P.I. de C.V.